Escolares de Bilbao construyen a tamaño real una réplica de una cueva (con pinturas rupestres) para comprender la prehistoria

Forma parte de la iniciativa ‘Atapuercos’, que pretende enseñar la vida de las cavernas con técnicas digitales del siglo XXI

El proyecto culminará  con una acampada en la cueva de Baltzola, en Dima (Bizkaia) donde 50 chavales de 1º de la ESO deberán convivir con la naturaleza

Escolares del Colegio Trueba construyen en el centro una replica gigante de una caverna para comprender la prehistoria

 

Alumnos del Colegio Trueba en Bilbao que han participado en la construcción de la réplica de una caverna

Estudiantes del Colegio Trueba han construido en las instalaciones del centro bilbaíno una réplica gigante de una caverna que incluye hasta ‘pinturas rupestres’. La iniciativa forma parte de un innovador proyecto pedagógico denominado ‘Atapuercos’ que trata de explicar la vida en la época de las cavernas. La experiencia, que abarca todas las asignaturas curriculares, culmina en un ‘vivac’ en la Cueva de Baltzola, en Dima (Bizkaia) en el que participarán 50 escolares del centro.

 29 de mayo de 2017

 Escolares del Colegio Trueba de Bilbao han culminado la construcción de una réplica a tamaño real de una cueva prehistórica en las propias instalaciones del centro. La ‘caverna’ emula el modo de vida en la prehistoria, la naturaleza que les rodeaba, la astronomía, las matemáticas, la alimentación, el lenguaje o las relaciones sociales de las personas de aquella era.

La réplica –sin luz natural y a la que se accede a gatas- cuenta con más de 300 m2 de superficie (en algunos recodos tiene poco más de un metro de altura). En su construcción, a partir de una estructura metálica, se han utilizado materiales sostenibles como papel, cartón, cuerda, pinturas, colas o luces led, llevando un estricto registro de materiales para su posterior reciclado.

Entre las oquedades de la ‘cueva’ los chavales han incluido pinturas ‘rupestres’, herramientas hechas con sílex fabricadas por los estudiantes, restos de fogatas o alimentos o incluso alguna sorpresa para incentivar la curiosidad de los más pequeños del centro.

Éstos, al igual que el resto de alumnos, profesores (y  familiares que lo soliciten) están pasando en turnos diarios para conocer el resultado del trabajo. Las explicaciones y vídeos del recorrido se pueden consultar con códigos QR que dirigen a páginas web que también han desarrollado los chavales.

El proyecto ha contado con un apoyo unánime y entusiasta, tanto de los chavales, como de profesores y familias”, explica Iñaki Zulueta, promotor de la idea y coordinador del proyecto. En la iniciativa lectiva han participado directamente cerca de 50 escolares de 1º de la ESO del Colegio Trueba,  trabajo que ha supuesto más de 500 horas de dedicación a su diseño y construcción, “muchas de ellas ‘robadas’ a los recreos libremente  por los chavales”, detalla Zulueta.

El colegio Trueba de Bilbao pone en marcha por segundo año la iniciativa de Atapuercos para comprender la prehistoria entre los más pequeños

Proyecto ‘Atapuercos’

La construcción de la ‘caverna’ es la principal iniciativa de un amplio proyecto educativo denominado ‘Atapuercos’, cuyos contenidos incluyen todas las asignaturas curriculares que se dan en 1º de la ESO que en su segunda edición (después del éxito logrado el pasado año) tiene como objetivo final estimular la creatividad de los estudiantes y que éstos desarrollen sus propias capacidades a partir de inteligencias múltiples.

La idea es utilizar el conocimiento prehistórico cuchillos de sílex que han tenido que fabricar personalmente, barro, fuego, seguir pistas de piedras y palos, geometría cartesiana para geolocalización, etc. … Pero apoyándose también en las tablets que utilizan en el colegio, en las aplicaciones GPS, los códigos QR de dispositivos móviles, o la edición de una banda sonora para el relato de terror que deberán exponer en el interior de la cueva, entre otras claves.

La iniciativa de ‘Atapuercos’ culminará cuando un grupo de 52 chavales, acompañados de profesores y monitores tengan que materializar el conocimiento adquirido en las últimas semanas en un vivac (acampada nocturna) en el interior de las cuevas de Baltzola, en el Parque Natural del Gorbea, en Bizkaia.

Estos días se pondrán en común los diferentes relatos, música, imágenes y producciones realizados por los estudiantes en los días previos. Está previsto igualmente un taller de sostenibilidad medioambiental, que consistirá en la recogida de basura o desperdicios en los alrededores de la zona de acampada, que además deberán filmar para que quede constancia de su apuesta por la ecología.

TODOS LOS CONTENIDOS DEL BLOG / SALA DE PRENSA DE IER-INFORMACIÓN EN RED ESTÁN LICENCIADOS EN CREATIVECOMMONS, POR LO QUE ESTÁN A DISPOSICIÓN DEL PÚBLICO GENERAL, QUE PODRÁ COMPARTIRLOS LIBREMENTE EN SUS RESPECTIVAS REDES SOCIALES Y AGREGADORES DE NOTICIAS